Ramón y Cajal. El enemigo de las “mentes viejas”.

Santiago Ramón y Cajal, patólogo y padre de la neurociencia moderna, ganador del Premio Nobel de Medicina en 1906. Su trabajo es la base de todo lo que conocemos hoy en día del cerebro humano. Un gran ejemplo a seguir para científicos e investigadores, que pueden extraer varias conclusiones de su trabajo que les ayuden a ser más eficaces y productivos en su labor.

Nacido el primero de mayo de 1852 en Petilla de Aragón (Navarra), su padre era profesor de anatomía. Durante su infancia fue un niño problemático, ingresando en prisión a los once años por destrozar el jardín de su vecino con un cañón casero. Finalmente, tras las presiones de su padre y fascinado por los dibujos anatómicos, Ramón y Cajal ingresó en la facultad de medicina de la Universidad de Zaragoza, doctorándose en 1873. Tras una carrera dedicada a la investigación y la docencia, fue distinguido por el Premio Nobel de Medicina por demostrar el hecho de que el sistema nervioso está formado por un conjunto de células llamadas neuronas y no por una red continua. Santiago Ramón y Cajal falleció en Madrid en 1934, a los 82 años de edad.

Si nos detenemos a estudiar su productiva trayectoria, así como algunas de las frases que nos dejó, podemos extraer los siguientes consejos para un trabajo más eficaz:

● Entrena tu cerebro.

"Todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro."

"Como hay talentos por el estudio, hay tontos entontecidos por desuso."

El trabajo de Ramón y Cajal llegó a la conclusión de que el cerebro humano es maleable, incluso en la edad adulta. Por ello no dejes de mantenerlo en forma.

● “Aliméntate” de tus errores.

“La peor parte no es cometer un error, sino intentar justificarlo en lugar de usarlo como una advertencia celestial de nuestra ignorancia.”

Ramón y Cajal cometió muchísimos errores en su trabajo (como cualquier investigador a lo largo de su vida). En vez de culpar a otros de los mismos o buscar excusas, asimiló los mismos, volviendo a afrontar el trabajo con más ganas que antes.

● No discutas con gente que no va a cambiar su forma de pensar y sigue adelante con tu trabajo.

"Es inútil discutir con hombres viejos. Sus opiniones, al igual que sus suturas craneales, están osificadas ".

"Nada me inspira más veneración y asombro que un anciano que sabe cambiar de opinión."

Los trabajos de Ramón y Cajal fueron muy criticados por muchos colegas de su época. A pesar de ello, no intentó convencer a aquellos que él consideraba “viejos” en el sentido de que no estaban dispuestos a aceptar nuevos puntos de vista, continuando con su trabajo pese a ellos.

● Si tienes una idea prometedora, ve a por ella.

"Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas."

● No todo es trabajo. 

Realiza actividades que no tengan nada que ver con tu investigación, algunas de ellas incluso pueden servirte para ésta. En el caso de Ramón y Cajal son bien conocidos sus dibujos, verdaderas obras de arte realmente útiles en unos años en los que la fotografía estaba dando sus primeros pasos.

Referencias

Defelipe, J. (2017). Cajal y sus dibujos, un puente fascinante entre la ciencia y el arte. El País. Recuperado de: https://elpais.com/elpais/2017/04/19/ciencia/1492589373_944760.html

Papadopoulos, N. How To Learn Like Santiago Ramón y Cajal. Metalearn. Recuperado de: http://www.metalearn.net/articles/learn-like-santiago-ramon-y-cajal

Sanz, E. 15 grandes frases de Ramón y Cajal. Muy Interesante. Recuperado de: https://www.muyhistoria.es/contemporanea/articulo/quince-grandes-frases-de-ramon-y-cajal

Ramón y Cajal: los secretos de un genio. XLSemanal. Recuperado de: https://www.xlsemanal.com/conocer/historia/20170725/aniversario-ramon-cajal-los-secretos-genio.html

Escrito por Jesus Serrano del Fresno para mastiempoparainvestigar.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te pareció interesante? Dejanos tu comentario aquí